Skip Navigation
Análisis

La negación de los resultados electorales en la boleta de las elecciones de mitad de período

Los votantes en varios estados reñidos decidirán si pondrán a cargo de administrar comicios a quienes niegan los resultados de la última votación.

Noviembre 8, 2022
Ver la serie entera Tracking Races for Election Administration Positions

El asunto de la negación de los resultados electorales —la falsa afirmación por Donald Trump de que le “robaron” las elecciones de 2020— sigue al centro del debate político durante las elecciones de mitad de periodo. En varios estados reñidos que podrían ser decisivos en las elecciones presidenciales de 2024, personas que niegan aquellos resultados se postulan a cargos que desempeñarán un importante papel en la administración de dicha contienda.

Las campañas más importantes que debemos observar respecto a negación de resultados son para secretario de estado en Arizona, Michigan, Minnesota, Nevada y Wisconsin. Cabe señalar que a pesar de jactarse de una ventaja en fondos recaudados durante las elecciones primarias y del apoyo de un puñado de megadonantes que arrojaron millones de dólares a sus campañas, quienes niegan los resultados han sido superados con creces por sus opositores, que recaudaron muchísimo más dinero. Pero aunque no les vaya tan bien en la recaudación de fondos, los candidatos a secretario de estado que niegan los resultados propagaron con más ímpetu historias falsas de fraude en plataformas de redes sociales antes de las elecciones.

Negadores de resultados en la boleta

En cuatro estados reñidos se postulan para secretario de estado personas que niegan los resultados: Mark Finchem (R) de Arizona, Kristina Karamo (R) de Michigan, Kim Crockett (R) de Minnesota y Jim Marchant (R) de Nevada. Por las razones que se explican abajo, también es importante vigilar la votación para secretario de estado en Wisconsin.

Además, candidatos que niegan los resultados se postulan a gobernador en siete estados reñidos: Kari Lake (R) de Arizona, Ron DeSantis (R) de Florida, Tudor Dixon de Michigan (R), Scott Jensen (R) de Minnesota, Joe Lombardo (R) de Nevada, Doug Mastriano (R) de Pensilvania y Tim Michels (R) de Wisconsin.

Por qué son importantes las elecciones de secretario de estado

Dirigir elecciones requiere un entendimiento de complejos procedimientos de administración, las vulnerabilidades y ventajas de diversos tipos de tecnología, la capacidad de empleados y voluntarios, y las maneras en que esos factores influyen en la votación y el conteo. La negación electoral depende de creer o difundir mentiras sobre todos esos componentes del proceso de votación. Si no se corrige esa información incorrecta, puede socavar la confianza de los votantes o incluso poner en duda los resultados de las siguientes elecciones.

Las facultades de los secretarios de estado varían según las leyes estatales, pero muchos pueden emitir normas que rigen los procedimientos electorales, como la depuración de padrones electorales, la votación anticipada y la certificación de resultados. En Arizona, el secretario de estado puede retirar la certificación del equipo de votación e impedir que se use. El secretario de estado de Nevada dicta normas sobre el estándar para contar votos.

En Wisconsin, el secretario de estado no administra las elecciones; ejerce esa autoridad la Comisión Electoral del estado, entidad bipartidista. Pero desde 2020, políticos y candidatos, entre ellos el candidato a gobernador Tim Michels, quien niega los resultados, han atacado a la comisión con historias de negación electoral. Muchos han presionado para que se elimine y se dé mayor poder respecto a las elecciones al secretario de estado. La candidata a secretaria de estado Amy Loudenbeck (R) también ha criticado el desempeño de la comisión en 2020 y apoya otorgar al cargo mayor poder sobre las elecciones.

Financiamiento de contiendas para secretario de estado

Las campañas para secretario de estado, que en el pasado eran un aburrido asunto burocrático, atraen de pronto la atención de partidistas en su estado y todo el país. En seis estados reñidos que elegirán al secretario de estado este año, los fondos recaudados por los candidatos hasta fines de septiembre ascendían a $26.4 millones, más del doble que los $11.8 millones reunidos para esa fecha en 2018. Los candidatos reciben más dinero de donantes fuera de su estado, y grupos externos nacionales, como conglomerados de comités de acción política (super PAC por su sigla en inglés), compran miles de millones en publicidad en varios estados.

En las cuatro contiendas en las que negadores se postulan a secretario de estado en elecciones generales, estos recaudaron un tercio que sus opositores. Las cosas han cambiado mucho desde inicios del ciclo electoral, cuando en varias campañas primarias, los negadores recaudaron más dinero que sus contrincantes.

Un grupo pequeño de megadonantes, algunos con donativos de muchos millones de dólares por super PAC, apoya a candidatos en varios estados que se rehúsan a aceptar los resultados. Estos donantes están vinculados a esfuerzos por impugnar las elecciones de 2020, entre ellas la revisión partidista de la votación en el condado de Maricopa, Arizona, y la insurrección del 6 de enero.

Por ejemplo, en elecciones estatales, los magnates de materiales de empaquetado Richard y Elizabeth Uihlein han impulsado con $58 millones las campañas de candidatos que niegan los resultados, entre ellas las de secretario de estado. Sin embargo, gran parte de lo que los Uihlein han gastado, $54 millones, se destinó a apoyar la campaña del republicano Darren Bailey para gobernador de Illinois.

También se destaca como gran donante Patrick Byrne, exdirector ejecutivo de Overstock, quien afirma haber gastado $20 millones para cuestionar los resultados de las elecciones de 2020 y ha donado más de $300,000 para apoyar a candidatos que niegan los resultados en varios estados.

Se intensifican las negaciones antes de las elecciones

Un análisis de datos sobre redes sociales muestra que el fraude es un tema común en los mensajes de candidatos estatales e impulsa el activismo. Más de 31 por ciento de los mensajes en Facebook de candidatos a secretario de estado perpetúan las historias falsas sobres las elecciones. En Twitter, las falsedades por parte de candidatos aumentaron drásticamente de agosto a septiembre. En la mayoría de los casos, las publicaron quienes niegan la elección.

Traducción de Keynotes Translations and Editorial Services