Skip Navigation
Project

La Ley para el Pueblo: Una reforma democrática

La Ley para el Pueblo (For The People Act) fortalecería enormemente nuestra democracia porque haría más fácil votar, acabaría con la manipulación de distritos electorales y repararía nuestro sistema de financiación de campañas políticas, entre muchos otros beneficios.

Vista general

Es necesario reparar la democracia de los Estados Unidos de manera urgente. Las acusaciones infundadas de que hubo fraude electoral, propagadas por Donald Trump y sus aliados, incitaron a una banda de insurrectos a atacar el Capitolio en lo que fue un intento violento de anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020. Este ataque contra el Capitolio fue el resultado de una constante campaña que procura privar a millones de estadounidenses de su derecho al voto, en especial en las comunidades no blancas, una campaña que se inició antes de que Trump asumiera la presidencia y que continúa después de que la dejara.

Es necesario fortalecer las barreras que protegen nuestro sistema de democracia para que puedan soportar cualquier amenaza nueva. Las elecciones de 2020 fueron las segundas elecciones seguidas en haber tenido un nivel de participación ciudadana verdaderamente histórico, pero también volvieron a poner de manifiesto muchas debilidades, tales como los intentos cada vez más descarados de suprimir votos, la manipulación extrema de distritos electorales que distorsionaron demasiadas contiendas electorales para el Congreso y un sistema de financiación de campañas dominado por un pequeñísimo grupo de grandes donantes políticos que pueden donar más de $100,000 y por una cantidad récord de donantes anónimos. 

No podemos resolver los numerosos problemas que enfrenta nuestra nación, desde la desigualdad económica hasta el acceso a la atención de salud y la crisis mundial del cambio climático, sin asegurarnos de que nuestro sistema político pueda atender las necesidades y prioridades del pueblo estadounidense. En especial, no podemos lograr una justicia racial plena sin un sistema en el que todos los habitantes de los Estados Unidos tengan la oportunidad de hacerse oír mediante el proceso político.

La Ley para el Pueblo (For the People Act), que la Cámara de Representantes aprobó el 3 de marzo con el título de H.R. 1 y que el Senado ha designado como S. 1, sería la reforma democrática más importante de los últimos cincuenta años. Se encuentra respaldada por una amplia coalición nacional porque haría que nuestra democracia fuera más justa, fuerte e inclusiva, ya que, entre otras cosas, ampliaría el derecho al voto, repararía nuestro sistema de financiación de campañas políticas y acabaría con la manipulación extrema y partidista de los distritos electorales. La Cámara de Representantes aprobó una versión anterior de la Ley para el Pueblo en 2019 con un importante margen de votos; y si bien quedó parada en el Senado, fue patrocinada por los 47 senadores demócratas. Ahora el nuevo Congreso tiene la tarea de seguir avanzando con esta ley histórica. 

Como dijo el presidente Biden en su discurso inaugural, nuestra democracia es tan valiosa como frágil. Aprobar la Ley para el Pueblo es una oportunidad de asegurarnos de que prospere.

Para saber más sobre la Ley para el Pueblo, puedes leer los siguientes recursos:

Public­aciones y opiniones

Lee nuestros análisis y opiniones del Bren­nan Center y de otros expertos sobre la ley H.R. 1 y sobre la reforma democrática.

Audiencias y testimonios del Congreso 

Audiencias y testimonios relacionados con el derecho al voto y la reforma democrática.

La reforma democrática gana impulso en todo el país

La mayor parte de la ciudadanía estadounidense apoya las reformas democráticas más importantes. Estas reformas están ganando impulso en todo el país.

¿Y qué pasa con el filibusterismo?

Aun cuando no se pueda abolir la regla del filibusterismo, u obstrucción en el Congreso, hay varias formas de repararla para abrir paso hacia una importante reforma democrática.

 

Our Experts